Dholgyal (Shugden)

  • 14 agosto, 2017

En los últimos años se han intensificado protestas en contra de Su Santidad el Dalai Lama de los seguidores de Dholgyal. Es habitual encontrar grupos de fanáticos en los eventos de Su Santidad cuando visita algún país para dar enseñanzas, que se pasan horas gritando y acusando al Dalai Lama de sectario, falso y mentiroso.

Exponemos a continuación información al respecto y el porqué de que Su Santidad pida a los seguidores de este espíritu que si desean seguir con esa práctica no pueden asistir a sus iniciaciones y enseñanzas puer rompería con la relación Guru-discípulo al no seguir las instrucciones que el Maestro da.

La polémica respecto a Dholgyal, un espíritu propiciado durante mucho tiempo por la propia tradición Guelugpa y sus maestros, se remonta al 5º Dalai Lama que ya en sus momento aconsejó sobre la conveniencia de no propiciar esa práctica, pues lejos de ser un Buda es un espíritu mundano al que no se puede dar un mismo trato y reverencia que a las Tres Joyas. Este espíritu y sus seguidores son muy sectarios y desaconsejan el conocimiento y práctica de las enseñanzas de las otras tradiciones del budismo tibetano: Nyingma, Sakya y Kagyu. Este enfoque sectario de cerrarse a las enseñanzas del Buda que vienen a través de otros linajes es algo contrario a la propia doctrina budista.

Desde entonces son muchos los grandes maestros que han desaconsejado su práctica. Su Santidad viene explicando desde hace años lo perjudicial de mantener esa práctica que no ayuda al entendimiento ni a la armonía y al enfoque ecuménico de la doctrina de Buda que Su Santidad promueve.

Las tres razones principales por las cuales Su Santidad el decimocuarto Dalai Lama se ha pronunciado en contra de la propagación de Dholgyal son:

  • Ese tipo de prácticas degeneran las enseñanzas vastas y profundas del budismo, en donde nuestro refugio ulterior son el Buda, el Dharma y la Sangha. Mientras que las profundas enseñanzas del Buda se basan en las dos verdades y las cuatro nobles verdades, propiciar a Dhogyal, al grado al que llegan aquellos que hacen esta práctica, degenera la práctica budista conviertiéndola en un culto a espíritus.
  • Va en contra de la aproximación no sectaria de Su Santidad el Dalai Lama, en especial dentro de las tradiciones del budismo tibetano. Su Santidad practica enseñanzas de las otra tradiciones Nyngma, Sakya y Kagyu simultáneamente con la tradición Guelug e invita a otros a hacer lo mismo. Sin embargo, la práctica de este espíritu es extremádamente sectaria.
  • El espíritu de Dhoglgyal tiene una larga historia de una actitud agnóstica hacia los Dalai Lamas y el gobierno tibetano que se remonta a tiempos del quinto Dalai Lama. A lo largo de ese periodo, hubo una gran controversia entre las tradiciones Guelug y Sakya. De hecho, el gran quinto Dalai Lama y el gran decimotercer Dalai Lama, así como muchos otros lamas prominentes, han expresado categóricamente los efectos dañinos de esta práctica y se han pronunciado en contra de su propagación.

.. más información en la Web de Su Santidad el Dalai Lama.